Mis antepasados más remotos fueron paganos; los más recientes, herejes.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Portada habemus

Ya disponemos de portada, y de fecha definitiva de publicación, para mi último libro. Las Claves de El Símbolo Perdido aparecerá el próximo martes 24 de noviembre: una fecha estupenda por muchos motivos según mis libros astrológicos/alquímicos. Veamos: estrenando prácticamente la Luna Creciente (los proyectos nuevos hay que ponerlos en marcha en esta época), recién entrado Sagitario (signo de Fuego y expansión, por cierto signo también con el que se caracteriza a España), día 24 (como mi aniversario de nacimiento en esta última reencarnación) y martes (día guerrero por excelencia: es decir, que el libro nace con ganas de luchar por salir adelante, como debe ser).

Las claves de El Símbolo Perdido nace en la estela de El Símbolo Perdido (obviamente) de Dan Brown y se puede considerar como el libro "oficial" de la Editorial Planeta para profundizar y analizar más exhaustivamente los escenarios y los fundamentos sobre los que se basa la obra del autor norteamericano. Sin embargo, también se puede leer independientemente.

Para quien no haya leído el último best seller de Brown, sintetizo el argumento: Robert Langdon, el famoso profesor de simbología al que conocimos en El Código da Vinci, investigando la estirpe física de Jesús y María Magdalena con el Opus Dei enfrente, y en Ángeles y Demonios, en medio de una trama que enfrentaba a los Illuminati con la Iglesia Católica (en este orden se publicaron los libros en España, aunque originalmente Ángeles y Demonios fue su primera aventura) regresa en esta tercera parte de la serie. En esta ocasión viaja a Washington, donde reside su amigo y mentor Peter Solomon. En teoría va a pronunciar una conferencia en el Capitolio pero cuando llega allí se encuentra metido en un lío fenomenal con el secuestro de su amigo por parte de un malvado practicante de las Artes Oscuras que se hace llamar Malakh, perseguido por la CIA por un asunto de "seguridad nacional" y dándole vueltas a las espectaculares investigaciones de Ciencia Noética (existe, existe...) de la hermana de su colega, Katherine. Todo ello saturado de simbología y rituales masónicos (Peter Solomon es masón de altísimo grado) en Washington: una de las ciudades ciertamente de mayor sabor masónico del mundo, hasta un punto de hecho que el néofito difícilmente podría imaginar.

En cuanto a mi texto, está estucturado en tres partes, como los grados tradicionales de la Masonería: Aprendiz, Compañero y Maestro. En la primera parte se explica lo que es la Masonería, y sus diferencias con la Francmasonería (sutiles pero importantes), además de las dos principales influencias de esta organización secreta (o discreta como prefiere autodenominarse): el Hermetismo y la Cábala. En la segunda parte se describe en detalle la fundación masónica no ya sólo de Washington, sino de los Estados Unidos en sí. En la tercera parte, se completan algunos flecos sobre la francmasonería norteamericana y europea y, sobre todo, se explican algunos de los hitos físicos más importantes de los masones en Madrid y Barcelona, además de incluir una relación de famosos masones españoles.

Es un ensayo, pero se lee casi como una novela. Espero que os guste.

(Eh..., acabo de darme cuenta de que esta entrada se publica un viernes y 13...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario