Mis antepasados más remotos fueron paganos; los más recientes, herejes.

martes, 8 de diciembre de 2009

Los "ecolojetas" de CO2penhague

Mi gato parlante Mac Namara es un auténtico iconoclasta (del griego eikon o imagen y klaein o romper: es decir, un destroza-imágenes): no respeta ninguno de los sacrosantos iconos contemporáneos, elevados a los altares por los neopúlpitos de los medios de comunicación. Ninguno. Esto de la cumbre mundial de Copenhague (o CO2penhague, como dice él) sobre el famoso cambio climático, por ejemplo... Lleva varios días rompiéndome la cabeza con sus teorías acerca de este asunto que, como cualquiera puede imaginar, no tienen nada que ver con lo que se está contando oficialmente.

- Todo es un cuento -sentencia, y se queda tan a gusto-. Un cuento enorme, adornado, envilecido..., por un grupo de cínicos ecolojetas entre los que figuran líderes políticos, mediáticos, sociales y por supuesto económicofinancieros. Un cuento basado en dos premisas. La primera, ganar mucho dinero a costa de los ingenuos y desinformados ciudadanos, incluyendo muchos ecologistas de base, que no hacen más que repetir los argumentos con los que se les machaca día sí y día también. Y segunda: aprovechar el miedo que se les mete a estos mismos ciudadanos para que den el visto bueno a una serie de leyes en apariencia benéficas para todos pero con las cuales se les engrilletará hasta límites hoy inconcebibles cuando sean desarrolladas y aplicadas en su vida diaria. Pero para entonces no podrán protestar.

- Ya estás otra vez con tus conspiranoias...

- No tengo prisa, ni me importa lo más mínimo. Yo soy un gato y ningún ser humano podrá jamás controlarme. Te explico estas cosas para entretenerme. A mí me da igual.

- Pero hay un montón de pruebas aportadas por científicos prestigiosos....

- ¿Sabías que recientemente dimitió de su cargo Phil Jones, hasta ahora uno de los científicos más "prestigiosos" del mundo en el asunto del cambio climático? Trabajaba como director de la Unidad de Investigación sobre el Clima de la Universidad británica de East Anglia y era uno de los encargados de aportar tus "pruebas". Un hacker, por una vez uno de estos tipos hace algo útil en la vida, se coló en su ordenador y robó cientos de correos electrónicos que investigan la situación, algunos datados en 1999. Correos en los que se demuestra la manipulación de datos para alarmar a la opinión pública mundial.

- Entonces, ¿lo que está sucediendo en el mundo...? ¿Las temperaturas altas, el deshielo...?

- Lo que te están contando que está sucediendo. Y lo que están interpretando sobre lo que están contando. ¿Te acuerdas del pánico mundial que desataron los ecolojetas hace 25 años con lo del agujero de la capa de ozono en la Antártida? Para empezar, nos íbamos a achicharrar y a desarrollar cánceres por toda la piel al faltarnos la protección del ozono y, después, el planeta entero se destruiría a medida que se rasgara toda esa delgada capa. Fíjate cómo funciona el miedo: fueron capaces de hacer creer a la población mundial que la contaminación emitida en Europa y en Estados Unidos, por alguna misteriosa ley cósmica, se desplazaría alegremente de hemisferio, ¡ni siquiera afectaba al Polo Norte, sino al Sur!, para destrozar la capa de ozono...

- Me acuerdo pero...

- Pues ahora resulta que el último estudio publicado por el Comité Científico de la Investigación Antártica, que recoge datos de un centenar de científicos trabajando en la Antártida y que fue dado a conocer a primeros de este mes aunque no he visto que se le haya dado mucha difusión en los medios, afirma que ese agujero actúa como "un escudo que amortigua el impacto del calentamiento global en la Antártida (...) contribuyendo al mantenimiento de sus temperaturas (...) con lo que el grueso de la capa antártica no ha mostrado grandes cambios en los últimos años". Es decir, ahora parece que el agujero sí es positivo, después de todo. Pero ¿alguien ha pedido perdón por el pánico de aquella época?

- Es una buena noticia, pese a todo. Eso de que el hombre haya podido hacer algo bueno aunque sea de rebote...

- ¡Es que no te enteras de nada! El agujero de la capa de ozono NO lo creó el hombre. Lleva allí desde tiempos inmemoriales, pero al ser descubierto se reutilizó inmediatamente por parte de los "ecolojetas" para apoyar sus dos premisas. Me aburre contarte todo esto. En lugar de ello te voy a dejar una dirección web. Entra en ella y descarga este libro que ninguna editorial del mundo se ha atrevido a publicar. Te garantizo que será una de las lecturas más instructivas de tu vida:


www.mitosyfraudes.org/INDICE.html
.

Tomo nota del libro apresuradamente y me dispongo a bajarlo, pero cuando intento ponerme a ello, Mac Namara me bufa. Es su manera de indicarme que no ha terminado.

- Una última cosa para que reflexiones sobre ella. Dos miembros de la Academia de las Artes y las Ciencias de Hollywood, Lionel Chetwynd y Roger Simon -éste último, guionista y presidente de Pajamas Media- han exigido a la susodicha institución que le retire el Óscar que regalaron al exvicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, reconvertido en mártir del ecolojetismo a pesar de que durante su etapa como número 2 de la Casa Blanca hizo más bien poco por la causa, gracias a su película de miedo disfrazada de documental titulada An inconvenient truth (Una verdad incómoda) en la que se manipuló descaradamente la información hoy existente sobre la evolución del clima en el mundo.

- ¿Y lo van a hacer?

- Qué va. Los dos tipos están convencidos de que Gore se pasó con su "farsa" como la llaman y por ello merece este castigo aunque también reconocen que es muy difícil que se le llegue a aplicar pues no se conoce ningún caso en el que se haya retirado un Óscar, aunque justificaciones habría habido más de una, sobre todo cuando se trata también de un Premio Nobel de la Paz como en este caso.

Aquí tengo que darle la razón a Mac Namara. Personalmente, lo del Nobel de la Paz siempre me ha hecho mucha gracia cuando sé que están en posesión de él gentes como Henry Kissinger (!) o por ejemplo el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama: ese hombre tan pacífico que pocas semanas antes de saber que le habían concedido el desprestigiado galardón sueco (que le entregarán oficialmente con toda pompa y circunstancia este mismo jueves) reconoció que había mentido cuando prometió que cerraría el penal de Guantánamo el próximo mes de enero (en realidad, no dijo que había mentido exactamente, pero me gustaría saber cómo se llama cuando uno promete una cosa y luego no sólo no la cumple sino que reconoce que no sabe cuándo podrá cumplirla) y cuya primera decisión de importancia tras conocer que recibiría el Nobel fue anunciar el envío de 30.000 soldados más a la sucia, oscura e inexplicable guerra de Afganistán
. Oh, sí, luego añadió que la retirada de las tropas norteamericanas comenzaría en junio de 2011, pero eso me suena igual a promesa guantanamera.

- Respecto a Gore, y para que empieces a entender el dinero que se mueve alrededor del negocio de los ecolojetas -concluye Mac Namara- ¿sabes cuánto ha cobrado Gore por cada charla internacional relacionada con su documental? Es decir, por repetir la misma charla en cada sitio donde le "invitan" a hablar: ¡cien mil dólares! Aunque ahora ya ha sacado un ratito para escribirse una nueva, basada en su nuevo libro Our Choice (Nuestra elección), por la que "sólo" cobra 1.200 dólares por persona. Pero, oh curiosidad, resulta que ha suspendido la que iba a dar en CO2penhague... Parece que el ambiente se ha puesto muy "calentito" pero no por la subida de las temperaturas sino por las crecientes críticas internacionales a medida que más y más personas van descubriendo la verdadera cara de los ecolojetas.

Lo dicho: Mac Namara es un iconoclasta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario