Mis antepasados más remotos fueron paganos; los más recientes, herejes.

lunes, 8 de febrero de 2010

La vida es un banquete

Otro acertado comentario de mi profesor de Filosofía, Epicteto, cuando nos ha encontrado a varios alumnos tomándonos unos bocadillos a mediodía en la cafetería de la Universidad de Dios.

Dice Epicteto: Recuerda que debes conducirte en la vida como si asistieras a un banquete. Si un plato llega ante ti, extiende tu mano sin ambición y come con modestia. Si el plato se aleja, no lo retengas. Si no ha llegado aún, ten paciencia y aguarda a que llegue. Si te portas así con los amigos, con una mujer, con los cargos y las dignidades, con la riqueza..., serás digno de ser admitido en la mesa de los dioses.

Y si sólo tomas lo que se te ofrece, sin más, y sabes contentarte de corazón, y no de manera forzada, con lo que es necesario sin ceder a la envidia, entonces no sólo serás convidado junto a los dioses sino que serás su igual y reinarás junto a ellos. Porque así se comportaron precisamente hombres como Diógenes, Heráclito y algunos otros..., que por dicha razón merecieron ser llamados hijos de Dios, como en efecto lo eran.


Habrá que hacerle caso (en la imagen El banquete de los dioses de Frans Floris de Vriendt).

4 comentarios: